IZNAGA - 1420 - Present

Entries: 1309    Updated: 2014-05-25 09:59:02 UTC (Sun)    Contact: JORGE A IZNAGA y DIEZ    Home Page: Iznaga Genealogy

IZNAGA

Index | Descendancy | Register | Pedigree | Ahnentafel | Public Profile | Add Post-em

  • ID: I53
  • Name: JOSE ANICETO IZNAGA Y BORRELL
  • Surname: IZNAGA y BORRELL
  • Given Name: JOSE ANICETO
  • Sex: M
  • Birth: 10 Apr 1793 in TRINIDAD, CUBA
  • Christening: 17 Apr 1793 PARROQUIAL MAYOR DE TRINIDAD, CUBA.
  • Death: 2 Dec 1860 in SANCTI SPIRITUS, CUBA
  • _UID: F3264064FAAE3D488584606848E2D423DCB7
  • Note:
    IZNAGA - Lugar de juncos.
    LEFT CUBA IN 1820 DUE TO HIS REVOLUTIONARY WORK FOR THE INDEPENDENCE OF CUBA.
    REUNION EN CARACAS CON SIMON BOLIVAR EN 1827, SIMPATIZADOR DE LA INDEPENDENCIA DE CUBA, SIMON BOLIVAR ENTREGO A JOSE ANICETO PARA QUE SE LO DIERA A SU HERMANO ANTONIO ABAD, UNA SORTIJA, MONTADO UN CAMAFEO DE AGATA, CON UNA B TALLADA TOSCAMENTE.

    Name: Jose A Iznaga Event Type: Immigration Event Date: 1820 Event Place: United States Gender: Male Age: 27 Birthplace: Cuban Ship Name: Merchant Birth Year (Estimated): 1793 Affiliate Publication Title: Supplemental Index to Passenger Lists of Vessels Arriving at Atlantic and Gulf Coast Ports (Excluding New York), 1820-1874 Affiliate Publication Number: M334 Affiliate Film Number: 188 GS Film number: 418348 Digital Folder Number: 004884084 Image Number: 02342

    US Citizen - 8/31/1824
    US Passport Application
    Name: José Aniceto Iznaga
    Birth 17 Apr 1797, Cuba
    Civil 14 Sep 1858

    "Historia de la isla de Cuba " - Page 77 - Carlos Márquez Sterling, Manuel Márquez Sterling - 1975 - 392 pages.
    ... Narciso López, el poeta Miguel Teurbe Tolón , José Aniceto Iznaga Borrell, su sobrino José María Sánchez Iznaga, Cirilo Villaverde y Juan Manuel Macías, confeccionaron la bandera de Cuba, que es hoy el pabellón oficial: 2 franjas blancas, tres azules,un triángulo rojo y una estrella solitaria. Sobre ella juraron luchar y ofrendar la vida por hacer Cuba independiente.(Junio de 1849).

    En junio de 1849, reunidos en una casa de huéspedes en la calle Warren en Nueva York, Narciso López, el poeta Miguel Teurbe Tolón, José Aniceto Iznaga Borrell, su sobrino José María Sánchez Iznaga, Cirilo Villaverde y Juan Manuel Macías, confeccionan la bandera de Cuba, que es hoy el pabellón oficial: dos franjas blancas, tres azules, un triángulo rojo y una estrella solitaria. Sobre ella juraron luchar y ofrendar la vida por hacer de Cuba una república libre e independiente. Esta bandera fue izada en las oficinas de los hermanos Beach, dueños del periódico The Sun, situadas en las calles de Fulton y Nassau.

    "La Idea de la Anexión de Cuba " Pedro García Valdez - Entre los cubanos que más laboraron por la libertad de Cuba figuran con derecho propio el incansable trinitario José Aniceto Iznaga, que no pudiendo ver a Bolívar en 1823 vuelve a Venezuela en 1827, pero esta vez más dichoso que en la anterior pudo satisfacer su vehemente deseo, por la valiosa intervención del Sr. José R. Revenga persona de gran predicamento con el Libertador. En la entrevista que duró más de una hora Iznaga hizo una detallada información sobre Cuba y terminó pidiéndole armas, municiones y que un cuerpo del ejército invadiera a Cuba. Bolívar le contesto que la situación era delicada por la oposición declarada y mantenida por parte de Inglaterra y los Estados Unidos, para que Colombia no invadiera a la Isla de Cuba y Puerto Rico; pero que él simpatizaba con la idea. y tanto fue así, que llegó a prepararse el ejército para la invasión, designando para jefe del mismo el heroico llanero general José Manuel Páez, que tenía fama bien ganada de guerrero al escribir con sus hechos de armas páginas brillantes de la historia de su patria. Pero un levantamiento en el Perú del Coronel Hernández hizo que aquella fuerza tomara otra dirección abandonando el ataque a Cuba.

    "Historia de Trinidad " 1945 por Francisco Marin Villafuerte.
    "En el seno de esa sociedad selecta trinitaria nació, larvada pero fuerte, la idea de la libertad de Cuba en 1819 con el inolvidable y gigantesco patriota don José Aniceto Iznaga, idea que debió de prender tan hondo en ciertos círculos de nuestra sociedad que llevó hasta el atrevimiento inaudito de colocar, a principios de 1822, en las paredes exteriores del mercado, es decir, en el lugar más concurrido de la ciudad, aquel famoso pasquín, escrito con fingida letra y ortografía por mano segura y experta, que decía: "Biba la Independencia por la razón o la fuerza. Señor Ayuntamiento de Trinidad" "yndependencia o muerte"."Aquella llama de amor patriótico que devoró el alma generosa de José Aniceto Iznaga; que contagió a sus hermanos Abad y José Antonio, llevándolos al extranjero donde murieron, cundió como reguero de luz por nuestra sociedad más selecta y estalló más tarde en los bravos pechos del Dr. Hernández Cano, Cadalso, O'Bourke, Hernández Echerri, José Sánchez Iznaga, Armenteros, Arcís ...".
    "José Aniceto Iznaga y Borrell, - la más rebelde personalidad de los precursores de la libertad de Cuba, el sol esplendoroso de Libertad cuyos rayos infunden aliento y valor -, platica, quedamente, con el Dr. Juan José Hernández Cano, mártir de sus ideas patrióticas, y que inspira al gran Heredia sentidas estrofas y, con Iznaga, da gloria inmarcesible, a este solar olvidado". "Iznaga habla a su amigo y vecino del proyecto urgente de visitar a Bolívar, de recabar el auxilio del Libertador para que la libertad de América se refleje en Cuba. Hernández Cano participa de las ideas del iluminado Iznaga. Se realiza el pacto de honor, y, cuando llega el momento de la peligrosa aventura, al lado de aquella romántica figura que se llamó José Aniceto Iznaga y Borrell va en la peregrinación patriótica a tratar con Bolívar de la necesidad de su auxilio que no pudo ser realidad por la oposición de los Estados Unidos. Con motivo de la invasión de España por Francia, (1823) con los famosos "cien mil hijos de San Luis" para restaurar el poder absoluto de Fernando VII, el Ejecutivo Norteamericano abrigó temores de que Inglaterra aprovechara la oportunidad de la Invasión de España para apoderarse de Cuba, y pensó en la solución de la independencia; pero Adams, el miembro del Gabinete mejor informado de los asuntos de Cuba, declaró que los cubanos no se hallaban en condiciones de mantener un Gobierno propio independiente. Monroe, no obstante, celebró varias entrevistas con el Dr. Hernández, que fue despachado, inmediatamente, para la Habana, y, complicado en la conspiración de Lemus, fue detenido, preso y juzgado".

    Emeterio S. Santovenia en "Un Día Como Hoy" de la Editorial Trópico, 1946, páginas 297-298 nos describe los acontecimientos del 25 de Mayo de 1848 en la Historia de Cuba:
    "El 25 de mayo de 1848, desde Cienfuegos, José María Sánchez Iznaga escribió una carta a José Aniceto Iznaga, residente en los Estados Unidos, para informarle de la marcha de un movimiento revolucionario organizado en Cuba. Este se desarrollaría en cuatro etapas, a saber: a) derrocamiento de las autoridades españolas; b) instalación de un gobierno provisional; c) reconocimiento de la independencia por Washington; d) solicitud de anexión a los Estados Unidos. José Aniceto Iznaga comunicó el contenido de aquella epístola a Gaspar Betancourt (El Lugareño), domiciliado en Filadelfia. Ambos concertaron ponerse al habla con Alonso Betancourt. Los tres se reunieron y acordaron buscar la manera de conferenciar con James K. Polk, a fin de recabar su concurso para una empresa llamada a culminar en una cosa grata al Presidente: la incorporación de Cuba a los Estados Unidos."
    "José Aniceto Iznaga, Gaspar Betancourt y Alonso Betancourt pasaron a Washington con el propósito de satisfacer el de entrevistarse con Polk. Para llegar a esto, solicitaron la intervención de Jefferson Davis, senador por el Estado de Mississippi, y William J. Brown, subsecretario de Comunicaciones. Se presentaron todos en la Casa Blanca el 23 de junio de 1848."
    "Davis pasó antes que sus acompañantes a la presencia de Polk. Informó a éste que en la antesala había tres cubanos, deseosos de notificarle que en Cuba estaba próxima a estallar una revolución y que, en caso de triunfar, los insurrectos pedirían la anexión de la Isla a los Estados Unidos. El Presidente dijo al Senador que el asunto enunciado era demasiado grave para que él pudiese sostener una conversación con tales desconocidos. Se hallaba dispuesto a oírlos, mas se abstendría de darles respuesta alguna. Tras esta aclaración, penetraron todos en el despacho de Polk.
    "José Aniceto Iznaga, Gaspar Betancourt y Alonso Betancourt hablaron con Polk de la inminencia de una insurrección en Cuba. Esperaban que estallase del 23 al 24 de junio: el mismo día que decursaba o el siguiente. Los cubanos, según ellos, querían romper los lazos que los mantenían dependientes de España y anexarse a la Unión. No pedían la intervención oficial de los Estados Unidos en la contienda. En cambio, les parecía hacedero que las tropas norteamericanas estacionadas en Cayo Hueso y otros lugares de las inmediaciones del Golfo de México se aprestasen a defender los intereses de los ciudadanos de los Estados Unidos residentes en Cuba."
    "Polk no mostró satisfacción por la visita de José Aniceto Iznaga, Gaspar Betancourt y Alonso Betancourt. Fijó su atención en la circunstancia de que ninguno de aquellos tres cubanos había llegado recientemente de la Isla. No podía complacer a Polk la opinión de los portavoces de la insurgencia de la Isla. Hablaron ellos de estados de conciencia colectiva en la Colonia. Y a él importaba mucho más la disposición de los rectores de la política española respecto del traspaso de Cuba a la Unión."

    El Fantasma de la Revolucion Haitiana y la Independencia de Cuba (1820-1829)-
    Hernán Venegas Delgado
    La segunda misión ante El Libertador
    En febrero de 1827, el general Briceño Méndez, aconsejado por su secretario, el principeño Fructuoso del Castillo, como antes se anotó, así como el general Montilla, le extiende cartas de presentación a José Aniceto para los allegados del Libertador, ahora en Caracas, en particular a su secretario, Revenga. A esta nueva gestión, como era de esperarse, se une una vez más Francisco Javier Yanes, así como otros influyentes miembros del gobierno y del estado en Caracas. Revenga, por su parte, concertó la entrevista entre Bolívar e Iznaga, siendo tratado el trinitario con mucha afabilidad e interés. La entrevista duraría más de una hora, concluyendo con una cena a la que Bolívar invitó a Iznaga, todo lo que se recoge de forma cuidadosa en el relato de este último, tantas veces manejado.
    El cubano le presentó sus argumentos militares: la factibilidad de atacar a la Cuba española, entregándole un estado de las defensas de la Isla, con sólo unos 4.500 hombres del ejército regular según él. Por otro lado, desde el punto de vista político, le indicó al Libertador el deseo de los cubanos de imitar y secundar a la América insurreccionada, con el apoyo de la Gran Colombia y, para concluir, le argumentó el plan del grupo villareño-principeño liderado por él.
    Bolívar, por su parte, le reiteró a Iznaga lo que éste conocía sobradamente, la oposición declarada de Gran Bretaña y los Estados Unidos a que se invadiesen las islas de Cuba y de Puerto Rico, impedimento que el Libertador consideraba prácticamente insuperable entonces. Sin embargo, este último añadió a seguidas que Libres Cuba y Puerto Rico, Colombia no tendría que temer a las armas españolas y estaría tranquila, reduciría su ejército considerablemente y establecería un plan de economía que disminuyese los gastos, debiendo, además, contar con los auxilios que pudieran prestarle Cuba y Puerto Rico libres concluyendo con vehemencia El Libertador:
    Si los cubanos proclamasen su independencia, presentando siquiera un simulacro de gobierno, y pidiesen entonces auxilio al Gobierno de Colombia, entonces ni el Gobierno de Inglaterra ni el de los Estados Unidos se opondrían, ni aunque se opusieran Colombia se detendría.
    José Aniceto Iznaga se dirige por última vez a Simón Bolívar, en carta de 27 de marzo de 1827, fechada en esa misma ciudad colombiana. En ésta le informa que se ha visto "en la necesidad de disolver la reunión de cubanos que aquí se hallaban existiendo a expensas mías", catalogando el hecho como "dura necesidad" por la carencia de fondos, pues "ni los míos en particular bastaban para llenar este objeto". A ello añade que "ni han concurrido (...), como debían muchas de las personas interesadas en el asunto, y que podían contribuir a darle alma". Y este hombre, riquísimo de cuna e integrante de una de las familias más poderosas de la Isla, como bien sabía ya Bolívar, le dice muy humildemente:
    "Yo, por mi parte, Excmo. Señor, estoy dispuesto a permanecer aquí por si las circunstancias variaren, o V.E. tiene a bien emplearme en algo".

    Periódico " La Verdad " 1848-1860 New York- Fundador y escritor sobre la Independencia de Cuba.

    Cuadernos de Historia Habanera- Emilio Roig de Leuchenring- 1950- pg 93
    Hay que mencionar a José Aniceto Iznaga. Quien haya leído la Peregrinación patriótica a Colombia, que incluye Vidal Morales en "Iniciadores y primeros mártires de la Revolución cubana", comprenderá que es Iznaga uno de los primeros emigrados revolucionarios. Desde 1819 se encontraba en el extranjero, dedicado a trabajar por la liberación de Cuba. Aquella peregrinación, viaje hacia la presencia de Bolívar, le costó cuatro mil pesos de su fortuna personal, y la propaganda que hacían la pagaba con su dinero. Iznaga viajó por los Estados Unidos, la América del Sur y Europa, siempre en gestiones políticas. Los epistolarios tienen repetido su nombre, como uno de los jefes. El historiador deberá honrarlo algún día con estudio muy merecido.
    Corresponsal de El Lugareño en París, era Iznaga el que trasladaba a Saco y a otros compatriotas las noticias de las actividades revolucionarias en aquellas fechas de 1848 a 1850. Vivía entregado a Cuba, con gran peligro para sus intereses radicados en la Isla y a merced de confiscaciones. Gastó la mayor parte de su cuantiosa fortuna en esas andanzas de toda la vida. Iznaga, criado con sobra de dinero en las fincas de sus padres, tuvo una juventud ajetreada entre aventuras y placeres. Cuando se consagró a las tareas revolucionarias rehizo su conducta, perfeccionó con su esfuerzo la escasa instrucción recibida y llegó a dominar y escribir con soltura varios idiomas. Vivía en París o en Londres con gran modestia, pero era generoso al socorrer a sus compatriotas. También estaba siempre dispuesto a realizar viajes, o gestiones, o hacer propaganda, con cargo a su bolsillo, en favor de la libertad de Cuba.
    Iznaga es otro de los grandes emigrados de aquellos primeros tiempos revolucionarios.

    A student at the Royal Seminary of San Carlos and San Ambrosio in Havana. He was born in his family's home, at the corner of Calle Real de Jigue and Callejon de los Remedios in Trinidad. The Spanish government granted him a pardon and he was buried in his wife's family crypt in the Espiritu Santo Church parish at Sancti Spiritus.

    "Peregrinaciones de un insurrecto". - 1823 por José Aniceto Iznaga.

    "Por qué Cuba y Puerto Rico no fueron libertadas por Bolívar. El Congreso de Panamá de 1826" - por José Aniceto Iznaga.

    "Cuba and Africa: Cuban Question Considered in Relation to the African Race" By José Aniceto de Iznaga y Borrell Published by Blondeau, 1853 -16 pages.

    "The island of Cuba". - 1855 por José Aniceto Iznaga - Cuba Politics and government, 1810-1899.

    Museo de Historia Natural de Sancti Spiritus, Cuba
    Intimidad de un Museo cubano- Por Mayra Pardillo Gómez
    Es posible que la mayoría de quienes transitan por la acera donde se alza el Museo de Historia Natural de esta ciudad central cubana, desconozca que allí vivió una singular pareja. Se trata del matrimonio formado por el independentista José Aniceto Iznaga Borrell y Luisa Mariana del Camino. Quizás por haber nacido en la ciudad de Trinidad, declarada desde 1988 por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad, la figura de José Aniceto Iznaga Borrell se relaciona más con esa villa que con la de Sancti Spíritus, ambas fundadas en 1514 por el Adelantado Diego Velázquez. De una forma u otra, su vida además de ligada a la Patria, aparece vinculada también a esta añeja casona, construida en una esquina, a la que se suman leyendas como "el tintinear de las monedas de oro y las lamentaciones de un miembro de la familia que estuvo encerrado por demencia en el primer cuarto". Así lo señala Javier León Valdés en el trabajo titulado San Francisco No.17, publicado en la revista Siga la Marcha (No.17 del 2004). La casa se levantó en una de las zonas más importantes de esta colonial localidad a donde se mudaron las familias más ricas de la época, ubicándose en la antigua calle de San Francisco No.17, en la actualidad Máximo Gómez No.2 Sur. Hoy esta área, en el centro histórico urbano de la ciudad, continúa siendo un lugar de afluencia de público tomando en cuenta que aledaña a esta casona está la Biblioteca Provincial Rubén Martínez Villena - antigua Sociedad El Progreso - y muy cerca el parque Serafín Sánchez Valdivia, sitio de reunión sobre todo de los jóvenes. El terreno donde se construyó el inmueble fue adquirido el día 21 de octubre de 1812 por don Félix Ramón del Camino, padre de Luisa Mariana y funcionario de la corona española en Cuba, que provenía del reino vasco, de la villa de Somorrostro. Al joven matrimonio compuesto por José Aniceto, un acaudalado trinitario que padeció el exilio por conspirar por la independencia de Cuba, y Luisa Mariana, el progenitor de ésta "le compra una casa en Sancti Spíritus al fondo de la suya y la reedifica dejándole un patio común en 1824", asegura León Valdés. Al morir la madre de Luisa Mariana y esposa de don Félix, éste se casa con doña Mariana de Jesús Marín Cancio, muchos años menor que él, cuya unión matrimonial quedó sin descendencia. Cuando don Félix fallece, en edad madura, la joven viuda contrae nupcias con el capitán Victoriano Iribarren, jefe de las tropas coloniales acantonadas en el convento de San Francisco de Asís, situado a poca distancia de su residencia. Tanta cercanía parece haber despertado en ambos la chispa del amor. La boda se celebra el 28 de noviembre de 1833. Vivieron en el actual Museo por alrededor de cuatro décadas, inmueble que cuidaron y al cual le hicieron muy escasas transformaciones. Luego la casa es vendida por los herederos de Victoriano a don Luis José Venegas y Torres y así comienza a decaer el esplendor de esta mansión que pasa a ser alquilada y allí se instala la escribanía del Licenciado Juan Carbonell y Vingut. Tras la muerte de Luis José Venegas la hereda su hija doña María del Carmen Venegas y Cañizares, casada con don Bernardo de la Aguilera. Su nieto, el doctor en Medicina Luis de la Aguilera y Gajate, fallecido hace pocos años en esta ciudad, heredó la propiedad que en la década del 50 del pasado siglo fue ocupada por una tienda. VALIOSAS COLECCIONES El 23 de diciembre de 1974 la casona se convirtió en el Archivo de Historia Mayor General Serafín Sánchez Valdivia, mientras que desde el 20 de octubre de 1984 es sede del Museo de Historia Natural. Aquí se conservan diversas y valiosas colecciones de rocas, minerales, fósiles y animales vertebrados e invertebrados y consta además de un planetario, uno de los mayores atractivos para grandes y chicos. Unido a su valor patrimonial, lo que fuera el comedor de este domicilio es considerado una de las piezas "que posee creaciones de extraordinario valor", al decir del autor del texto San Francisco No.17. De acuerdo con el citado material en las paredes del comedor aparecen diversos tipos de "carruajes de varias épocas, como son el tilburí inglés, el persa y un vehículo de guerra, cuyos dos caballos son tirados por un ángel que está detrás". Los que algún día visiten este interesante Museo, además de admirar sus valiosas colecciones, debieran saber estos detalles de la intimidad de la añeja casona.

    Carta de Introducción a Simón Bolívar - Cartagena, Enero 5 de 1827.
    Al Excmo. Señor Libertador, Presidente de la República, Simón Bolívar.
    Mí respetado Jefe y querido General:
    El señor Aniceto Iznaga, portador de ésta, es mi amigo, y sujeto apreciable por sus bellas cualidades, y muy entusiasta por la libertad de su Patria. En esta virtud me atrevo a recomendarlo a V. E. dispensándome esta satisfacción que me tomo.
    El objeto del señor Iznaga cerca de V. E. es de exponerle a la voz el proyecto que tiene acordado con varios amigos de revolucionar La Isla de la Habana y arrojar de aquel suelo los tiranos que la infestan; y para conseguir el buen éxito de su proyecto piensa marchar con una expedición parcial costeada por todos los emigrados de aquel lugar y los demás patriotas que quieran contribuir a darle la libertad a aquel pueblo que gime aún en las cadenas de la servidumbre.
    Para fomentar ésta y darle todo el tono imponente que necesita la empresa, quiere suplicar á V. E. le preste algunos auxilios de buques y elementos de guerra, mediante á que el Gobierno ha mandado desarmar todos los buques mayores que hay en esta bahía, pero correrán por su cuenta los víveres y pago de la tripulación, pues así me lo ha significado dicho señor Iznaga.
    Bata tentativa me parece útil a los intereses de la República en las circunstancias presentes, pues los españoles paralizarían por mucho tiempo sus operaciones hostiles sobre nuestras costas, y V E. no tendría ya que atender ni desvelarse sino para sofocar el germen de la división y de la discordia que ha prendido en Venezuela, haciendo suceder sobre los vestigios de este monstruo espantoso, la tranquilidad, la unión y la dulce y adorable paz.
    Yo, en obsequio de la humanidad, y por la felicidad de los habitantes de la Isla de la Habana que sufren las cadenas del yugo español, me intereso con V. E. á fin de que, si lo tiene a bien, vea favorablemente el proyecto de Iznaga, que no sólo me parece justo, sino santo. Hablo en concepto que V. E. no tenga algunas miras con la marina; y como la vista perspicaz de V. E. alcanza a ver las cosas a mucha distancia, resolverá lo que crea conveniente con Respecto a la proposición del señor Iznaga.
    Con sentimientos de la más alta consideración, soy su mejor y más fiel amigo, Q. B. S. M.
    J. Padilla.

    "Biografía de José Aniceto Iznaga". - University of Havana - Raimundo Lazo, Adviser. Karsen, Sonja Petra.

    La liberación de Cuba y Puerto Rico.
    En el Congreso se frustró también, por la abierta oposición de Inglaterra y Estados Unidos, no solo la aspiración de Bolívar de eliminar el tráfico de esclavos en América, sino también su plan de independencia para Cuba y Puerto Rico dirigidos a su posterior integración en la gran confederación hispanoamericana. La causa de ello fue la postura hostil de Estados Unidos, tal como el Libertador lo confesó sin tapujos a una delegación de cubanos que lo visitó en Caracas (1827) en busca de su apoyo para la emancipación de la isla:
    "No podemos chocar con el Gobierno de los Estados Unidos, quien unido al de Inglaterra, está empeñado en mantener la autoridad de España en las islas de Cuba y Puerto Rico, no obstante que esa determinación nos ha de mantener en constante alarma y nos causará gastos crecidos, a fin de repeler cualquier tentativa desde esas islas por nuestro tenaz enemigo."
    El cubano José Aniceto Iznaga, quien recogió para la historia estas acusaciones del Libertador, añade este comentario a su testimonio de la entrevista sostenida con Bolívar: "De esta manera se frustró una empresa tan magna como las glorias del héroe que la concibió: la grandiosa obra de la redención americana. La República del Norte de América, dirigida por su presidente, John Quincy Adams, se opuso a la invasión de Cuba, y su poder e influencia destruyeron la expedición."
  • Change Date: 27 Dec 2013 at 05:40:52
  • OBJE:
  • FORM: jpg
  • FILE: Escritos\Jose Aniceto Iznaga Borrell.jpg
  • Title: Jose Aniceto Iznaga Borrell
  • Note:
  • _SCBK: Y
  • _PRIM: Y
  • _TYPE: PHOTO
  • _SSHOW: Y



    Father: PEDRO JOSE IZNAGA Y PEREZ DE VARGAS SOTOMAYOR c: 2 Jul 1754 in PARROQUIAL MAYOR DE TRINIDAD, CUBA
    Mother: MARIA DEL CARMEN BORRELL Y PADRON b: 15 Mar 1763 in TRINIDAD, CUBA c: 22 Mar 1763 in PARROQUIAL MAYOR DE TRINIDAD, CUBA

    Marriage 1 LUISA MARIANA CAMINO Y PABLO VELEZ b: 1800 in SANCTI SPIRITUS, CUBA
    • Divorced: Y
    • Married: 2 Nov 1814 in SANCTI SPIRITUS, CUBA
    Children
    1. Has No Children ANGELA JOSEFA IZNAGA Y CAMINO b: 1816 in SANCTI SPIRITUS, CUBA
    2. Has Children PEDRO JOSE IZNAGA Y CAMINO b: 1817 in SANCTI SPIRITUS, CUBA
    3. Has No Children MARIA DEL CARMEN IZNAGA Y CAMINO b: 1818 in SANCTI SPIRITUS, CUBA
    4. Has No Children MARIA LUISA IZNAGA Y CAMINO b: 1819 in SANCTI SPIRITUS, CUBA
    5. Has No Children JOSEFA IRENE IZNAGA Y CAMINO b: 1820 in SANCTI SPIRITUS, CUBA

    Marriage 2 MARIA DOLORES CASTILLO Y LOPEZ b: 1793 in CUBA
    • Married: 1820
    Children
    1. Has Children ANTONIO JOSE IZNAGA Y CASTILLO b: 10 Jun 1821 in TRINIDAD, CUBA
    2. Has Children PABLO JOSE IZNAGA Y CASTILLO b: 21 Jul 1822 in TRINIDAD, CUBA

  • Index | Descendancy | Register | Pedigree | Ahnentafel | Public Profile | Add Post-em

    IZNAGA

    Printer Friendly Version Printer Friendly Version Search Ancestry Search Ancestry Search WorldConnect Search WorldConnect Join Ancestry.com Today! Join Ancestry.com Today!

    WorldConnect Home | WorldConnect Global Search | WorldConnect Help

    RootsWeb.com, Inc. is NOT responsible for the content of the GEDCOMs uploaded through the WorldConnect Program. If you have a problem with a particular entry, please contact the submitter of said entry. You have full control over your GEDCOM. You can change or remove it at any time.